Un ordenador es como un gran Lego (aunque esto cada vez es menos cierto). Algunas piezas son desmontables y reemplazables para sustituir las piezas rotas o para actualizarlas después de unos años sin cambiar el hardware. Para que podamos cambiando las diferentes partes de la computadora a nuestro gres, por lo tanto, se ha dividido en varias partes de acuerdo a su papel. Estas diferentes tarjetas, llamadas tarjetas hijas, vienen a “enchufarse” en una tarjeta principal que llamamos placa madre. Hay tarjetas de extensión, (tarjeta hija o tarjeta enchufable) para toda una serie de funciones. Hay tarjetas gráficas (para mejorar los gráficos del procesador), tarjetas de sonido para gestionar las entradas y salidas de audio del PC), tarjetas de adquisición de vídeo, tarjetas que ofrecen nuevos puertos… y tarjetas de red.